LÍMITES DE EXPOSICIÓN


Como consecuencia de décadas de investigación relativa a los campos electromagnéticos y la salud, los organismos normalizadores han desarrollado límites de exposición que están diseñados para dar protección a todos los miembros de la comunidad, e incluyen un amplio margen de seguridad (50 veces o el 5000%) para cubrir cualquier impacto desconocido que pudiera haber en la salud. Según la Organización Mundial de la Salud:
Los límites de exposición a campos electromagnéticos establecidos por la Comisión Internacional sobre Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP), una organización no gubernamental formalmente reconocida por la OMS, fueron desarrollados sobre la base de la evaluación de toda la literatura científica con revisión de pares, incluyendo los efectos térmicos y no térmicos. Las normas se basan sobre evaluaciones de efectos biológicos que se sabe tienen consecuencias en la salud. La principal conclusión de las revisiones de la OMS es que las exposiciones a CEM por debajo de los límites recomendados en las guías internacionales de la ICNIRP no parecen tener ninguna consecuencia conocida sobre la salud.

Para ver más información, consulte la sección de Normas.