CLASIFICACIÓN IARC 2B


Entendemos que algunos usuarios de teléfonos móviles pueden estar preocupados por la clasificación; sin embargo, es importante observar que el IARC concluyó que existe la posibilidad de un peligro, y la cuestión de si esto representa o no un riesgo deberá determinarse con investigaciones científicas adicionales. El preámbulo y las notas generales de la clasificación IARC aclaran este punto importante:
Esta Monografía se focaliza en el potencial de un mayor riesgo de cáncer entre los que están expuestos a la radiación de RF, pero no proporciona una evaluación cuantitativa de ningún riesgo de cáncer, ni discute ni evalúa ningún efecto potencial de la radiación de RF en la salud.
La evaluación de riesgos de salud es la responsabilidad de otra parte de la OMS, el Proyecto Internacional sobre Campos Electromagnéticos (CEM), creado en 1996 para evaluar la evidencia científica de posibles efectos adversos en la salud provenientes de campos electromagnéticos y para dar asesoramiento a los gobiernos de todo el mundo. Después del anuncio del IARC a principios de junio de 2011, la OMS actualizó su nota descriptiva sobre campos electromagnéticos y salud publicada a mediados de junio de 2011, y si bien reconoció la clasificación del IARC, dijo que no había conocimiento de que los teléfonos móviles causaran problemas de salud:

En los dos últimos decenios se ha realizado un gran número de estudios para determinar si los teléfonos móviles pueden plantear riesgos para la salud. Hasta la fecha, no se ha confirmado que el uso del teléfono móvil tenga efectos perjudiciales para la salud.

Además, el posible vínculo con el cáncer no está sustentado por evidencia de un aumento en la cantidad de casos de tumor cerebral durante el rápido aumento en el uso de teléfonos móviles globalmente, según el Informe Mundial del Cáncer 2014 publicado por el IARC:

Las tendencias en incidencia de glioma sobre la base de países nórdicos y los EE.UU. excluyen un gran aumento en la incidencia atribuible al uso de teléfonos móviles, aunque con referencia a un periodo relativamente corto desde el inicio de la exposición. No se observó ninguna asociación entre el uso de teléfonos móviles y otros cánceres.