Revisiones de Salud


En 2011, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC) clasificó la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia que son emitidos por teléfonos móviles, dispositivos inalámbricos, radares y transmisiones de radio y TV como posiblemente cancerígenos para humanos (IARC Grupo 2B). Entendemos que algunos usuarios de teléfonos móviles pueden estar preocupados por la clasificación; sin embargo, es importante observar que el IARC concluyó que existe la posibilidad de un peligro, y la cuestión de si esto representa o no un riesgo deberá determinarse con investigaciones científicas adicionales. El preámbulo y las notas generales de la clasificación IARC aclaran este punto importante:
Esta Monografía se focaliza en el potencial de un mayor riesgo de cáncer entre los que están expuestos a la radiación de RF, pero no proporciona una evaluación cuantitativa de ningún riesgo de cáncer, ni discute ni evalúa ningún efecto potencial de la radiación de RF en la salud.

La evaluación de riesgos de salud es la responsabilidad de otra parte de la OMS, el Proyecto Internacional sobre Campos Electromagnéticos (CEM), creado en 1996 para evaluar la evidencia científica de posibles efectos adversos en la salud por los campos electromagnéticos y para dar asesoramiento a los gobiernos de todo el mundo. Después del anuncio del IARC a principios de junio de 2011, la OMS actualizó su nota descriptiva sobre campos electromagnéticos y salud publicada a mediados de junio de 2011, y si bien reconoció la clasificación del IARC, dijo que no había conocimiento de que los teléfonos móviles causaran problemas de salud:

En los dos últimos decenios, se ha realizado un gran número de estudios para determinar si los teléfonos móviles pueden plantear riesgos para la salud. Hasta la fecha, no se ha confirmado que el uso del teléfono móvil tenga efectos perjudiciales para la salud.

Se han publicado varias revisiones de expertos desde la evaluación del CIIC. La próxima gran revisión esperada es la evaluación de riesgo general de la Organización Mundial de la Salud de todos los resultados de salud para tecnologías de comunicaciones móviles. Esta se publicará como una monografía de Criterios de Salud Ambiental (EHC). Estas monografías son descritas por la OMS como "revisiones internacionales y críticas de los efectos de químicos o combinaciones de químicos y agentes físicos y biológicos sobre la salud humana y el medioambiente." En el caso de campos electromagnéticos, tendrá en cuenta la evaluación del IARC, pero también analizará los puntos terminales de salud relevantes. Se espera que a finales de 2014 esté disponible un borrador para una amplia revisión científica y que el informe final se publique en 2015.